Publicado el Deja un comentario

Necesitas nutrientes, no alimentos concretos

Budha Bowl con un montón de verduras, fruta y frutos secos

No, no eres un león, y no necesitas cazar para comer ni comer alimentos concretos para poder vivir.

Lo que necesitas, como cualquier otro animal (también nuestros perros y nuestros gatos), son nutrientes concretos. 

¿Pero qué son los nutrientes?

Los nutrientes son todos aquellos elementos o compuestos químicos que se encuentran en los alimentos y que el cuerpo humano necesita para garantizar el correcto desarrollo de sus funciones. 

Según la FAO, los nutrientes más importantes para realizar las funciones corporales correctamente son las proteínas, las grasas, el calcio, el hierro, las vitaminas A y C, la riboflavina, el folato, la tiamina y la niacina, y todos ellos integran la tabla de composición nutricional básica para cualquier persona.

Dos tipos de nutrientes: macronutrientes y micronutrientes.

Dentro de estos nutrientes esenciales encontramos además dos tipos diferentes e igual de importantes: los macronutrientes y los micronutrientes. Los primeros los necesitamos consumir diariamente y en grandes dosis, dentro de este grupo se encuentran las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas. Y dentro del segundo grupo, el de los micronutrientes, estarían los que debemos de consumir en dosis diarias mucho más pequeñas, como las vitaminas o los minerales.

Por lo tanto, lo que necesita cualquier animal, tanto humano como no humano, para poder estar sano y que sus órganos funcionen correctamente no son alimentos concretos, sino nutrientes específicos

Entre los macronutrientes encontramos, por ejemplo:

Los hidratos de carbono, que los obtenemos de alimentos como el pan, pasta, verduras, hortalizas, fruta, cereales, el azúcar…
Las proteínas, que las encontramos principalmente (aunque no solo) en las legumbres como las lentejas, los garbanzos, la soja, los frijoles…
Las grasas o lípidos que los podemos obtener de fuentes tan diversas como los aceites (aceite de oliva, girasol, lino, sésamo, coco…), las semillas (lino, cáñamo, girasol, chía, sésamo, calabaza…) o los frutos secos (nueces, pistachos, almendras, anacardos…)

Entre los micronutrientes, en cambio, estarían, como decíamos, las vitaminas y los minerales. La fuente principal de estos son las frutas, verduras y hortalizas, pero también estarían presentes en la mayoría de los alimentos que solemos consumir.

Conclusiones sobre los nutrientes

Así que, como podéis ver, llevando una dieta 100% basada en plantas absolutamente todos los nutrientes que necesita cualquier persona para poder vivir de una forma saludable estarían totalmente cubiertos. A excepción de la vitamina B12, y en este post os explicamos porqué.

Por supuesto, esta dieta debe de estar bien planificada, pero eso es algo lógico y sucede con cualquier tipo de dieta o alimentación que se siga.

Esperamos que esta información os pueda servir y os ayude a rebatir y desmontar todas esas falacias que se suelen dar en cuanto le dices a alguien que eres una persona vegana, cuando de repente la gente se empieza a preocupar por un montón de temas sobre tu nutrición, tus proteínas o tu Vitamina B12. 😉

Publicado el Deja un comentario

Vitamina B12, o la cruz de las personas veganas.

Esa famosa vitamina que nadie menciona en su día a día, pero en cuanto dices que eres una persona vegana es lo primero o segundo que te preguntan. Sí, lo otro es lo de las proteínas…

Cierto, las personas veganas nos debemos de suplementar de B12, una pastillita a la semana de 2000ng y listo, más fácil imposible. Y sí, las personas que consumen animales también se están suplementando a través de estos (los animales), aunque esta información sea todavía muy desconocida para la mayoría.

La Vitamina B12 es una vitamina hidrosoluble vital para el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso, así como para la correcta formación de la sangre y de algunas proteínas.

Pero esta vitamina, a pesar de lo que muchas personas creen, no es ni de origen animal ni tampoco vegetal, sino que es de origen bacteriano, y son los animales los que las sintetizan una vez que la han ingerido directamente desde la tierra.

Como por desgracia lo que prevalece en el mundo para consumo humano (en un 95% aproximadamente) son las explotaciones intensivas donde los animales no tocan la tierra y tan solo se alimentan de piensos y forraje de monocultivos, es necesario suplementarles también con esta vitamina a través de su comida. Por lo tanto, las personas no veganas se están suplementando igualmente de una manera indirecta, y las personas veganas lo hacemos directamente con una pastillita a la semana.

Además, tenemos la suerte de que la vitamina B12 se pueden sintetizar fácilmente en un laboratorio, sin que ningún animal tenga que sufrir para ello y su fabricación es muy económica.

Por lo tanto, todo ese debate tan absurdo de que las personas veganas debemos de suplementarnos y que sin la química no podríamos vivir es absolutamente falaz. La inmensa mayoría las personas del mundo, veganas o no, se suplementan de B12. Solo que algunas lo hacemos sin la necesidad de participar en la explotación y muerte de seres sintientes e inocentes.

Para tener más información sobre este tema podéis consultar nuestro vídeo en nuestro canal de Youtube dónde explicamos este tema de una forma dinámica y fácil.